Trajes típicos de Extremadura. Conoce sus costumbres, tradición y cultura

Trajes típicos de Extremadura. Conoce sus costumbres, tradición y cultura

Como en la gran mayoría de las regiones españolas, Extremadura posee una gran variedad de trajes regionales, cuyas características, aunque puedan seguir un patrón común, difieren en función de las culturas y tradiciones propias de cada comarca o localidad.

El traje regional extremeño

La gran variedad de trajes típicos de Extremadura impide agruparlos en una única categoría. Los elementos comunes en las diferentes zonas se limitan, en todo caso, a los delantales y blusas blancas, los calzones hasta la rodilla y los usos básicos de las sayas femeninas. El resto de indumentarias sufre variaciones en lo que respecta a adornos, colores, uso o no de pañuelos, tocados, etcétera.

Uno de los trajes regionales más populares en Extremadura es el de Montehermoso, en la provincia de Cáceres, caracterizado por el uso de gorra, esclavina y unas sayas cortas con mucho volumen. El traje típico femenino de esta localidad guarda bastante similitud con los de las lagarteranas en Toledo.

También es muy popular el traje regional extremeño de Torrejoncillo, denominado “traje pañero” en su modalidad masculina. En este caso el pantalón, de color negro, llega por debajo de las rodillas, con una ligera abertura en los laterales, chaleco de terciopelo color granate, con abotonadura en la parte delantera y raso en la zona de la espalda, camisa de seda negra con puntillas y cuello de pico, mandil largo de color negro y botines asimismo negros.

Otros trajes típicos de Extremadura

Otra muestra de los más representativos trajes regionales extremeños es la que ofrece el municipio de Villanueva de la Serena. El traje de mujer en esta localidad se denomina “Traje de Labradora de Fiesta” y está compuesto por un refajo de color (verde, rosa, blanco, etcétera), un mantón de manila blanco, mandil de color negro, medias de hilo blanco y zapatos también negros. En el pelo es costumbre llevar moño con peineta y flores de tonalidad roja, y en el cuello una gargantilla con cordón o cinta negra.

Destacar por último el traje regional de Cabezabellosa, en Cáceres, que en el caso de las mujeres no lleva saya, sino manteo o refajo de capa de color rojo bordado en azul y negro, con ribetes de color oro. Sobre los hombros lucen esclavina de color rojo y bordada en negro, y en el pelo un moño adornado con cintas de muchos colores. Por su parte, en el traje de hombre destaca el llamado “sombrero de queso”, camisa blanca, chaleco de color negro bordado y pantalón, también negro, por debajo de la rodilla, rodado en los laterales. Destaca asimismo la faja negra que se luce sobre el pantalón y que tiene unos bordes grandes de diferentes colores.