Los mejores dulces típicos de Cáceres

Los mejores dulces típicos de Cáceres

Los dulces típicos de Cáceres se caracterizan por sus elaboraciones sencillas y por sus reminiscencias árabes y judías. Muchos de ellos, así mismo, proceden de los conventos, donde se guardó secularmente su receta. Si a todo ello le añades materias primas de la tierra extremeña, tendrás algunos de los dulces típicos más exquisitos de España.

Dulces típicos de Cáceres: los más populares

Si bien la gastronomía extremeña es rica en cuantos, a dulces, algunos de ellos son, quizá, más populares que otros. Es el caso de los bombones de higos. Extremadura es la comunidad española que más cantidad de este fruto produce. Y, a partir de él, una vez secado, se hace este exquisito dulce. Consiste en un higo relleno de trufa y recubierto por una fina capa de chocolate. No obstante, también pueden rellenarse con crema de avellana o licor.

Muy típicas de la comarca de la Vera son las floretas. Se componen de una deliciosa masa hecha con huevos, harina, azúcar, levadura y miel. Para prepararlas, necesitas un molde de hierro en forma de flor (de ahí su nombre). Cuando está caliente, lo introduces en la masa citada y luego en la sartén. La pieza estará hecha cuando se separe de ese molde. Finalmente, se la espolvorea con azúcar.

También son muy populares en Cáceres las perrunillas, una especie de pastas similares a los polvorones. Se realizan con una masa hecha de harina, huevos, azúcar, manteca de cerdo y almendras molidas a la cual se añade ralladura de naranja o limón y un poco de anís. En la superficie de la pasta suelen ponerse, además, almendras enteras y más azúcar.

Más dulces típicos de Cáceres

Entre los dulces típicos de la provincia extremeña, hay otros igualmente exquisitos, aunque quizá no tan populares. Es el caso de los sapillos, una especie de buñuelos que se hacen con pan y se aromatizan con canela. También reciben el nombre de repápalos o de huevillos.

En Casar de Cáceres se hacen las rosquillas de alfajores, otro producto exquisito. Se preparan con harina, agua, pan rallado, sal, almendras y limón. Pero su sabor dulce procede del relleno de miel. Similares a las anteriores son las mormenteras que se preparan en Alcántara. Se trata igualmente de rosquillas con un relleno de pasta hecha también con miel, pero, además, con canela, almendras y un poco de anís.

Finalmente, te hablaremos de la bolla de chicharrones, que, a pesar de prepararse con este producto de la matanza del cerdo, es dulce. Porque, junto a él, se utiliza para hacerla harina, anís y azúcar.

En conclusión, algunos de los dulces típicos de Cáceres están entre los más exquisitos de España. No dejes de probarlos.